Twitter. Ser popular no implica ser influyente

Tener un gran número de seguidores “followers” en Twitter puede significar ser popular pero no necesariamente implica ser influyente. En otras palabras, tener un gran número de seguidores no implica que vas a ser mencionado o “retuiteado” de forma significativa.

Asimismo, en el estudio constatan que la influencia no se logra de forma espontánea o accidentalmente , requiere una implicación personal y un esfuerzo constante con el fin de ganar y mantener dicha influencia. Esto podría significar, según los investigadores, que los usuarios influyentes son más predecibles y, por tanto, facilita la identificación de los influyentes emergentes.

Esta conclusión no es producto de la intuición, es el resultado de un extenso trabajo de investigación y análisis estadístico de cerca de 55 millones de cuentas de usuarios, 1.963 millones de enlaces (followings) entre cuentas y 1.755 millones tweets.

El estudio Measuring User Influence in Twitter: The Million Follower Fallacy, ha sido desarrollado por un grupo de investigadores de Alemania, Brasil y Reino Unido y tienen previsto presentarlo oficialmente en la 4th Int’l AAAI Conference on Weblogs and Social Media que se celebrará el próximo mes de mayo.

Robert B Cialdini (1993): Influence : the psychology of persuasion

Robert B Cialdini (1993): Influence : the psychology of persuasion

3 pensamientos en “Twitter. Ser popular no implica ser influyente

  1. cambiosocialya

    Muy de acuerdo en lo que dices, y las conclusiones que sacas del mencionado estudio.
    Lo que me sorprende (bueno, me sorprendería si no los conociese) es que el estudio haya tenido un eco casi nulo entre los bloggers más mediáticos de nuestro país.

    De hecho, el cacao mental que tienen algunos con estas nuevas herramientas, creo que tiene implicaciones incluso más básicas y profundas, y cuyas raíces están en la imperfección de los nuevos “medios 2.0″.

    Un error muy habitual, y que denota una nula capacidad de análisis es confundir “relevancia” o “visibilidad” en la red con reputación o autoridad. Pero el error es hasta cierto punto lógico, puesto que los métodos y algoritmos que usan los buscadores para establecer los rankings de búsquedas no distinguen por ahora si los enlaces que tiene cierta información son para disentir, para estar de acuerdo, o directamente, y hablando en plata, para poner a parir al autor de la misma. El caso es que este juego lo saben jugar muy bien algunos (léase Enrique Dans, por ejemplo), que conscientes de esta incapacidad de los buscadores por distinguir el grano de la paja, generan constantemente polémicas para ser más visible, sin que parezca importarle demasiado que las discusiones se salden poniendo en evidencia sus débiles argumentos y constantes inconsistencias. Si ese juego, a largo plazo beneficia o perjudica al que lo juega, es algo que está por ver (y supongo que también depende de como cada uno gestione estas reacciones), y es posible que cambie en el futuro, a medida que los buscadores vayan incorporando alguna manera de “valorar” en cuanto a prestigio o credibilidad las informaciones.

    Un saludo.

    1. JoseLopezPonce Autor

      Hoy por hoy, los buscadores y otras herramientas web ponen el peso en lo cuantitativo sobre lo cualitativo –entropía pagerank-, es de esperar que la web semántica facilite, en un futuro, tratar los aspectos cualitativos de una información.

      Es cierto que la blogosfera popular celtibérica ignora, en general, este tipo de estudios o análisis, porque sus fuentes de información –copy&paste- son los blogs USA tecnológicos en los cuales se prima la tecnología sobre otros aspectos como impacto socioeconómico o cultural. Son como cajas de resonancia de lo que se dice en inglés para un público monolingüe.
      Saludos

  2. Pingback: De persona a persona, @Hashable « Comunicación, Hospitalidad Turística y RRPP 2.0

Los comentarios están cerrados.